Comunicado. Campaña de difamación contra la Ruta de los Penitentes

 

En relación a los dolorosos hechos vistos en los últimos días en que un reducido grupo de personas está tratando de lesionar el derecho al honor del Moto Club Monrepós mediante campañas virales de desprestigio en redes sociales, foros y cadenas de Whatsapp, el Moto Club Monrepós desea comunicar a amigos, simpatizantes y motoristas en general lo siguiente:

 

1. Que contrariamente a lo que estas personas afirman, el Moto Club Monrepós ha actuado de forma honorable en todo momento con un escrupuloso cumplimiento de las leyes vigentes y la normativa aplicable. La entidad ha gozado siempre de un gran prestigio a nivel nacional y europeo. Un reconocimiento que es fruto de muchos años de duro trabajo desinteresado de promoción del deporte motociclista.

2. Que todos los participantes inscritos en la XII Ruta de los Penitentes, al realizar su inscripción, debían, como condición expresa para poder participar, leer y aceptar expresamente el reglamento que rige el evento. Si el reglamento no es expresamente aceptado, el sistema no permite llevar a cabo la inscripción del interesado.

3. Que el Reglamento que rige el evento, aceptado expresamente por todos los participantes, establece lo siguiente:

ARTÍCULO 44. Suspensión de la prueba

“El Moto Club Monrepós se reserva el derecho de suspensión o aplazamiento de la prueba por causas de fuerza mayor, bajo alerta u orden de las autoridades competentes y/o fenómenos meteorológicos adversos. En tal caso no se reembolsará el importe de las inscripciones ni se cubrirán los gastos de los participantes”

Esta es una cláusula estándar para todos los eventos similares en España, resultando conforme con el Artículo 1105 de Código Civil que establece que “nadie responderá de aquellos sucesos que no hubieran podido preverse o, que, previstos, fueran inevitables” en relación a los supuestos de fuerza mayor.

4. Que el evento “XII Ruta de los Penitentes 2017”, debido a su volumen en ésta edición (menos de 400 motocicletas), no estaba sujeto a autorización en suelo francés, sino a un procedimiento abreviado denominado Declaración, que no está sujeto a una resolución favorable por parte de la administración francesa.

5. Que el Moto Club Monrepós reunió y depositó la documentación necesaria para la Declaración en el mes de febrero de 2017, en tiempo y forma, dando cumplimiento a las prescripciones del Code du Sport francés.

6. Que sorpresivamente, a sólo 3 días de comenzar los actos de la XII Ruta de los Penitentes 2017 , se recibió una comunicación, totalmente fuera de plazo, prohibiendo el evento y acusando a la organización de “Graves atentados al orden público en España en su edición 2016”. Una acusación que fue desmentida de forma tajante por el Delegado del Gobierno en Aragón mediante comunicado de prensa. Este hecho era totalmente “imprevisible” en los términos que establece el Código Civil. Como es lógico y común a todos los eventos deportivos y sociales, a 72 horas del evento, todas las partidas presupuestarias del evento se encontraban ya comprometidas o abonadas.

7. Que la prohibición del evento por parte de la Autoridad Francesa llevaba aparejada penas de cárcel en caso de incumplimiento, y resultaba en sí misma un hecho “inevitable” en los términos que establece el Código Civil en tanto el Moto Club Monrepós no puede incumplir una orden directa de la Autoridad, aún en el caso de estimarla arbitraria y no conforme a Derecho.

8. Que conforme al artículo 44 del Reglamento del evento, citado anteriormente, en lo ocurrido se dan cita simultánemente dos casos aludidos en el mismo, por un lado el de “Fuerza Mayor” y por el otro ” Alerta u Orden de la Autoridad Competente” que exoneran al club de toda responsabilidad al respecto.

9. Que el Moto Club Monrepós presentó un elaborado recurso, con intención de poder finalmente celebrar el evento en la fecha prevista. Este recurso recibió como respuesta un escueto y casi insultante “Buenos días, le comunicamos que el Prefecto mantiene su prohibición”.

10. Que por tanto, ante la imposibilidad técnica y legal de realizar el evento en la fecha prevista, la organización se ve obligada a aplazar el evento, dando de este modo cumplimiento a la Orden directa de la Autoridad Competente.

11. Que finalmente el evento tiene lugar y se celebra con normalidad, de acuerdo con la Autoridad Competente, el día 14 de octubre de 2017.

12. Que tras el obligado aplazamiento del evento por la arbitraria decisión de las Autoridades galas, una ola espontánea de solidaridad recorre España bajo el lema “Yo también soy Penitente”. Entidades, organizadores, clubes y usuarios anónimos envian centenares de mensajes de apoyo a la organización.

13. Que se observa, pocos días después, que un grupo de personas que no tenían relación alguna con Ruta de los Penitentes ni estaban inscritos en ella, movidas sin duda por oscuros intereses, comienzan a incendiar las redes sociales del Moto Club Monrepós día y noche con insultos y descalificaciones, utilizando también perfiles propios y simulados, en lo que sin duda fue una campaña de comunicación perfectamente orquestada destinada a desprestigiar el evento. Ello provoca días después que varios participantes que no querían o no podían asistir en la nueva fecha se sumen y se amplifique una durísima campaña de desprestigio contra la entidad organizadora que aun prosigue el día de hoy y que ha obligado a deshabilitar las páginas Facebook del evento.

14. Que segun el reglamento del evento, el periodo para solicitar la baja de un participante mediante causa acreditada expiró el día 1 de abril .  No obstante, en los meses de mayo y subsiguientes, se recibieron un total de 63 solicitudes de baja de los inscritos en la Ruta, de las cuales ninguna vino acompañada con la documentación oficial acreditativa de la imposibilidad real de asistir al evento por causas de fuerza mayor. Por tanto, conforme al reglamento, todas las solicitudes de baja eran nulas por defecto de forma, en tanto para la organización era imposible saber si esa baja se producía por motivos reales o simplemente por decisión voluntaria del interesado.

15. Que varios de los participantes que solicitaron la baja alegando “obligaciones laborales, familiares u otros” sin embargo posteriormente se inscribieron y participaron en otro evento similar que también tenía lugar el día 14 de octubre. Por tanto estas personas, además de utilizar pretextos falsos, dejaron de asistir a la XII Ruta por propia voluntad.

16. Que dadas las causas de fuerza mayor imprevisibles e inevitables que motivaron el aplazamiento de la ruta, y conforme también al reglamento del evento, el Moto Club Monrepós se encuentra legalmente exento de cualquier responsabilidad derivada de dicho aplazamiento. A ello se une que finalmente el evento se realizó con normalidad en la fecha que se pudo consensuar con la Autoridad.

17. Que pese a todo, sin tener obligación legal a ello, en muestra de buena voluntad y tratando de algún modo de solidarizarse con los participantes afectados por la arbitraria decisión de la Autoridad Francesa, el Moto Club Monrepós resuelve en Comisión enviar a los participantes en paquete certificado todo el material del evento, más un pagaré bancario que en estos momentos han hecho efectivo ya la mayoría de los participantes.

18. Que el Moto Club Monrepós, pese a no tener culpa alguna de lo sucedido, a haber obrado conforme a la ley de forma honorable ha sido objeto de una campaña de difamación pública sin precedentes, mediante Facebook, foros y mensajes virales en WhatsApp que además de ser realizadas con temerario desprecio a la verdad, ha incluido insultos tales como “Ladrones, sinvergüenzas, estafadores, cabrones, hijos de puta….etc”, la imputación con conocimiento de falsedad de la comisión de un delito, llamamientos públicos a no participar en los eventos organizados por el club, en concreto en la Reunión Invernal de Arguis e incluso amenazas de agresión física. Todo ello orquestado por personas que no estaban inscritas en la ruta ni tenían relación con ella y apenas 4 o 5 participantes plenamente identificados que tratan de sumar apoyos día a día difundiendo falsedades públicamente con todos los medios a su alcance.

19. Que este tipo de acciones de difamación y lesiones al honor, que incluyen además la imputación falsa de la comisión de un delito, constituyen ilícitos tipificados en el Código Penal, con el agravante de “Publicidad” al ser realizados mediante medios públicos como Facebook, cadenas de WhatsApp y foros públicos de internet.

20. Que el Moto Club Monrepós ha puesto ya en manos de sus asesores legales todos estos hechos, para realizar las acciones que sean oportunas en defensa de su honor y buen nombre y que no tolerará más ofensas por parte de estas personas que movidas por el rencor,  la mala fe y sabe dios que oscuros intereses, tratan de desprestigiar a esta entidad y sus integrantes.

21. Que finalmente, ante la gravedad e injusticia de la campaña realizada contra el Moto Club Monrepós, pedimos a todos los motociclistas de España que tengan en consideración los hechos objetivos ocurridos en relación a la XII Ruta de los Penitentes y no se dejen llevar por las falsedades y ataques interesados destinados a manchar el buen nombre de esta entidad y del evento que organiza.

NOTA FINAL: El Moto Club Monrepós tiene programada ya una ronda de contactos en Francia con el objetivo de estudiar las acciones legales necesarias en defensa de nuestros participantes y de la entidad y estudiar si es factible y viable reclamar los daños y perjuicios derivados por la arbitraria decisión de la autoridad francesa, esperando que en última instancia ello pueda compensar económica o moralmente a todos los afectados por la injusta prohibición de la XII Ruta de los Penitentes

Autor: admin

Comparte esta noticia en: