¿Con que moto voy? Resolvemos todas tus dudas

2012-Col de port

La ilusión por participar es lo más importante
Gendarmes posando con participantes vestidos de preso.

Muchas veces tenemos la sensación, a tenor de lo que vemos, que un evento como Ruta de los Penitentes está enfocado a un segmento exclusivo de motos, y que con otra moto no sería aconsejable participar. Nada más lejos de la realidad. Cualquier moto, salvo muy contadas excepciones lógicas,  es válida para penitentes y te asegurará un gran disfrute de la ruta.

Lo que ocurre en realidad es que el mundo del motociclismo ha ido cambiando y son ciertos tipos y modelos de moto los que tienen mayor éxito en determinados momentos. Hemos visto la revolución que ha traído la popularización de las maxitrail, y no se puede negar que desde hace 3 o 4 ediciones son mayoría en Penitentes, como lo son en cualquier salida dominguera, en los viajes y en los ranking de ventas de motos. Es cierto que una maxitrail es una moto muy completa que sirve para prácticamente todo. Por eso se inscriben tantas.

Sin embargo, cuando Penitentes comenzó, el premio al club con más inscritos se lo llevaba cada año el Club nacional de la Suzuki GS500. Decenas de motos de este tipo participaban, como también lo hacian las Deauville, Paneuropean y en general las motos que en aquellos años llevaba la gente a la que le gustaba viajar. También asistian muchas motos deportivas desde CBR, GSX, VTR y similares, porque en aquellos años la gente de las deportivas era muy dada a grandes jornadas de curvas. Ya en aquellos años, había en los recorridos de Penitentes alguna carretera sin asfaltar tan propia de esta tierra, pero asequible a cualquier moto.

Excepcionalmente, es cierto, podía verse alguna R1150gs (una sola en la edición 2008, por ejemplo) y como motos puramente “trail”, se veían las Pegaso, F650, Dominator o XT.

TZR

Una pequeña TZR de 80cc también sirve

Ya desde 2007 participaba con su dorsal 135 nuestro amigo Varablas, de la llamada “Orden Varadai”, que venía con su modesta Varadero de 125cc. Durante varios años fue la moto de menor cilindrada junto a la Cagiva Freccia 2T de nuestro compañero Emilio. A partir de la ruta 2009, comenzaron también a participar Vespas, de las cuales desde entonces han participado varias todos los años. Ese mismo año también participó un sidecar ruso de los años 50 y un par de Goldwing con sidecar. En 2010, año de mucha lluvia, contamos además con la participación de una Benelli SEI, propiedad de uno de los míticos “Niños de Lourdes”. Por aquellos años comenzaron a venir los amigos del Club Piaggio, que se harían asiduos, muchos de ellos con la modesta X9 y de Alex con su scooter de 150cc.

En la ruta 2012 acudió desde Castellón de la Plana una veterana Vespa de 125cc de primeros de los años 60. También sería en aquellas fechas cuando comenzó la participación de los simpáticos Guzzistas, siempre con clásicas e incluso con una pequeña Monkey Bike que causó la admiración de todos. También contamos en su momento con una TZR80 y con otras motos muy pequeñas haciendo la ruta.

2016-3

Monkey Bike y Guzzis clásicas

Así se prueban los recorridos.

P1030838

Deportiva y GS500 por la pista de tierra del cañon de añisclo. 2009

Desgraciadamente, para ser aficionado a la moto en Aragón, tienes que aceptar que en el momento que sales de las carreteras nacionales (o incluso en ellas), las carreteras en muchos casos parecen caminos de cabras: estrechas, llenas de agujeros, con señalización pobre o inexistente y sembradas de gravilla. Y eso es cuando tienen asfalto, pues hay pueblos y monumentos muy importantes con acceso por pista de tierra.  Aragón es una tierra despoblada y pobre donde por lo general solo se hacen inversiones para Zaragoza Capital y las estaciones de esquí. Ello tiene como consecuencia que si eres aficionado a la moto, vives aquí y quieres disfrutar de la maravillosa gastronomía, la desbordante historia, los monumentos y las maravillosas gentes de este viejo Reino del Olvido que durante 3 siglos deslumbró al mundo entero, tienes que circular por carreteras del siglo xviii que nosotros, los “indígenas” aragoneses vemos ya como normales.

Por tanto, comprenderás que estamos acostumbrados a conducir en cualquier situación. Por eso, no pienses que el Moto Club Monrepós ha sido un club trail, o que pensamos las rutas para motos trail,  puesto que aunque ahora hay algunos socios con trail, las motos que se han usado todos estos años para probar los recorridos son de lo mas normalito: Fazer, SV1000S, Paneuropean, CB500, GS500F, VFR …. e incluso nuestro compañero Eduardo que ya jubilado va aún con su Dragstar 1100 atiborrada de cromados. Durante años tambien fuimos con motos deportivas tipo R6 y CBR, y nos metíamos por todos los sitios donde hoy pasan las imponentes maxitrail. Vale que las maxitrail pasan muy cómodas y una R6 no es la mejor moto para ir por un tramo de pista. ¿Pero no dicen que sarna con gusto no pica?

DSC_5294

Benelli SEI “Niña de Lourdes” repostando antes de la salida

¿Que queremos decir después de todo este rollo? Pues que la Ruta de los Penitentes es una ruta que está pensada para hacerse con cualquier tipo de moto. Que sí, con una trail harás la ruta fenomenalmente, pero con otra moto también. Así que si dudas en apuntarte porque piensas que Penitentes es una ruta solo para trail, te equivocas, pues pensamos la ruta para todos. Estos meses antes de la ruta te mostraremos como se puede pasar por cualquier camino de tierra con una moto de carretera, pero aun así no te apures, pues si no te ves seguro, salvo en muy contadas excepciones, en las carreteras sin asfaltar siempre ofrecemos una alternativa por asfalto.

¿Y por que no apuntarse con una moto especial?

Penitentes representa un modo de entender la moto. Sabemos lo que es verse bajo una manta de agua en mitad de ningún sitio camino de las islas Lofoten, sufrir una tormenta tremenda pasando el FluelaPass, sufrir un fallo electrico en mitad de la lluvia en una autobahn junto a Leipzig o lo que es quedarse varado por la nieve camino de una invernal francesa. La mayoría comenzamos nuestra andadura en moto muy jóvenes, viajando con motos muy modestas e incluso con ciclomotores cuando aún no había moviles y si te quedabas tirado o lo solucionabas o te ibas andando hasta una gasolinera en que hubiese cabina.Pero era tanta nuestra ilusión que nada nos paraba. Queríamos salir y descubrir el mundo que está ahí fuera esperando.

RUTA PENITENTES 2015.

Sanglas subiendo el Col de Labays

Penitentes nació para mantener y promocionar ese espíritu de descubrimiento y superación. De llegar a lugares donde nadie va,  de descubrir el mundo en tu moto, sea cual sea. Porque la aventura verdadera es que nadie le ponga límites a tu ilusión, a la afición verdadera. Si quieres viajar, puedes. Solo tienes que desearlo.  Por eso tenemos tanta aversión a los GPS y seguimos con nuestros mapas de papel. Queremos que viajar en moto sea un placer que nadie te pueda quitar.

Desde la organización de Penitentes queremos animarte a que si tienes posibilidad,  participes con una moto “especial”. Puede servir el scooter con el que vas al trabajo, la vieja vespa de tus años mozos, esa veterana sanglas que restauraste con tanto cariño…… Si lo haces y te animas, te daremos un obsequio por tu compromiso con el espíritu de Penitentes. Pero el mejor obsequio será ver el mundo desde otro prisma y reencontrarte contigo mismo. Seguro que ese día entenderás por qué amas las motos. De todos modos, muchos caballos tampoco te servirán de nada, porque aquí no se viene a correr, ni se puede  correr y no solo porque lo diga la Ley, sino porque te vas a encontrar pocas o ninguna carretera en la que puedas ir siquiera a la velocidad máxima legal. A veces, demasiadas veces, verás un disco de limitación a 90km/h justo antes de una curva de 30 o en una carretera que por sentido común, solo permite ir a 50km/h. Entonces pensarás si quien puso ahí ese disco de 90 no lo hizo para reirse de tí. En conclusión, ven a disfrutar y deja las velocidades para los circuitos.

Y si no puedes o no quieres venir con moto especial, tampoco pasa nada, porque te lo pasarás igualmente como un niño. Será un fin de semana inolvidable. Recuerda, cualquier moto es buena. Solo hace falta afición e ilusión.

Te puede interesar:

Reflexiones ante Penitentes 2018

Programa de actos de Penitentes 2018

En el nombre del Padre

 

 

 

 

Autor: admin

Comparte esta noticia en: